Las religiones no serán destruidas por sus detractores

Hace ya unos días que el Papa se marchó de España, pero los debates sobre la aconfesionalidad del Estado y la separación de éste con la Iglesia siguen estando a la orden del día. Tanto en los medios de comunicación tradicionales, como en Internet y en las redes sociales, hay opiniones para todos los gustos. Se han saldado –y continúan saldándose- debates bastante encarnizados donde cada uno se ha situado en sus trincheras y se ha buscado todo tipo de argumentos a favor o en contra. Pero este tipo de debates se ha dado, en mayor parte, desde el enfoque del derecho de los ciudadanos; el derecho que han reclamado muchas personas con el lema “de mis impuestos, al Papa 0”, un derecho que han reclamado aludiendo al artículo 16 de la Constitución Española y otros argumentos.

Por mi parte, este debate lo he querido ver siempre desde la perspectiva sociológica. La sociología de la religión es uno de los temas que más me gusta, pero en el que, todavía, no estoy suficientemente preparado. Amin Maalouf, en su libro El desajuste del mundo (2009), decía que «una de las grandes lecciones del siglo que acaba de concluir es que las ideologías pasan y las religiones permanecen. No tanto sus creencias, por lo demás, cuanto la pertenencia a ellas; pero sobre el zócalo de la pertenencia vuelven a edificarse las creencias». Las religiones han persistido gracias al ancla de una identidad cultural duradera que han venido ofreciendo a sus adeptos. Ya hace tiempo que Marx dijo aquello de que ‘la religión es el opio del pueblo’, y por aquella época, muchos fueron los que creyeron que la religión sería expulsada del ámbito público para dejarla relegada sólo en las fronteras de su culto. Como dice Maalouf, «los que la tenían destinada al museo de la Historia se encuentran con que son ellos los que quedan relegados prematuramente a ese museo”. No debe estar equivocado el Sr. Maalouf; el pasado domingo 21, se concentraron en el aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) más de un millón y medio de personas (más las que no tuvieron acceso) para ver la eucaristía que ofreció el Papa Benedicto XVI. La JMJ de Madrid ha batido records según los números que ofrecen muchos medios de comunicación. Lo que está bastante claro es que el Papa ha tenido un gran poder de convocatoria. ¿Por qué? Es una buena pregunta para el análisis sociológico.

Hay quien exige a la Iglesia que ésta debería entrar en el siglo XXI, pero lo cierto es que la Iglesia ya está en el siglo XXI, y es la que vemos. Más allá del debate sobre que sus dogmas y doctrinas no sean coherentes con la modernidad, la pertenencia a una religión, se ha transmitido siempre de generación en generación, y esta pertenencia ha sido mucho más duradera que las convicciones adquiridas –incluso sin ser necesario adherirse o creer en ellas-. Por más que se empeñen muchos en expulsar a la religión del ámbito público cuanto antes, en realidad no están haciendo un análisis correcto de la realidad social del asunto. Las religiones, a lo largo de muchos años, han dotado de una identidad cultural a sus naciones, una identidad que sigue viva. Las religiones, hoy por hoy, siguen siendo grandes agarraderas para mucha gente creyente. Es una gran osadía decir que las religiones tienen los días contados. Hasta ahora, la Historia nos ha enseñado que aunque cambien las creencias, las religiones siguen manteniéndose vivas por el marco de pertenencia que crean. Hay Iglesia porque hay gente que la sigue. En este sentido, la Iglesia no será destruida por sus detractores. Serán necesarios otros análisis para saber cual es el futuro del catolicismo –y otras religiones- en nuestras sociedades modernas; análisis que poco tendrán que ver con que los estados sean aconfesionales o laicos.

Rubén Crespo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s